¿Tienes una empresa con domicilio fiscal en España y, al menos, un trabajador/a en nómina? Quizá no sepas que también tienes una cantidad disponible para formar a tu plantilla de forma completamente gratuita. Te explicamos cómo realizar la bonificación, pero antes repasamos unos conceptos previos:

El crédito de formación es la cuantía de la cual dispone tu empresa durante el año como ayuda para la formación que reciben tus trabajadores. Esta cuantía se muestra en euros (como mínimo tienes 420,00 €) y se calcula en función de lo cotizado por formación profesional y en relación con la plantilla media en el año anterior. La aplicación lo calculará automáticamente a partir de los datos de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS).

Fundae es el acrónimo de Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, anteriormente conocida como Fundación Tripartita, y es una institución del sector público estatal dirigida a impulsar y coordinar la ejecución de las políticas públicas en materia de Formación Profesional, en el ámbito del empleo y las relaciones laborales.

Esta cantidad estará disponible a partir del segundo trimestre del año, que es cuando se actualiza la información relativa a la plantilla media de trabajadores del año anterior, la cuota de formación profesional y las cuentas de cotización facilitadas por la TGSS; debiendo haberse agotado antes del 31 de diciembre.

Toda la gestión de las bonificaciones se realiza a través de la aplicación de Formación Programada por las empresas. Dicha gestión puede realizarla la propia empresa (bonificada), o una entidad organizadora como lo es Savia Formación. En nuestra entidad contamos con técnicos de formación y asesores cualificados para ofrecerte el mejor de nuestros servicios.

¿Cómo realizar la bonificación?

Para realizar la bonificación primero debes conocer cuánto crédito tienes disponible, para ello debes firmar un documento que autorice a la entidad organizadora a consultar tu saldo -esta operación no tiene coste alguno. 

Luego, deberás elegir qué formación vas a ofrecer a tus trabajadores y quiénes la realizarán. Recuerda que deben ser trabajadores en nómina que estén en situación de alta.

La empresa paga la formación. La empresa recupera parte (o todo) el dinero invertido en formación mediante una bonificación en los seguros sociales. Para ello, entregará a su gestor la factura e informe que le facilitará la entidad organizadora.

Como cada año, les recomendamos iniciar las acciones formativas lo antes posible, para que se puedan finalizar tranquilamente, ya que, el disponer de tiempo es sinónimo de formación de calidad.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.